sábado, 9 de diciembre de 2017

Los bandazos: recuperar lo dicho


Algunas veces, muy pocas, por aquello de la coherencia personal, me gusta recuperar LO DICHO  en su momento. Así que, sin ánimo de cansar y solo para el lector interesado, traigo aquí lo que escribí en noviembre de 2012.

Nota. La foto está tomada en lo que queda de las vías del ferrocarril que en su tiempo unía Calatayud y Soria, en la estación de Tordesalas, a 1066 metros sobre el nivel del mar, ya en la provincia de Soria.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

21-D: el falso dilema


Conviene no olvidar que las elecciones que se celebrarán el próximo 21 de diciembre en Cataluña son excepcionales, porque han sido convocadas por el presidente del Gobierno tras ser intervenida la Generalitat, cesado el Govern y disuelto el Parlament, a raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, aplicado con la máxima pulcritud, legal y política, por el ejecutivo central con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos.

Dicho esto, parece que en la sociedad catalana se ha instalado un falso dilema al ser impelidos los ciudadanos a elegir entre dos opciones electorales. Así, comúnmente, se admite la existencia de dos bloques: el constitucionalista y el independentista; con todo, las cosas no son tan sencillas como parecen. En el bloque constitucionalista se suele situar a las siguientes formaciones políticas: PSC, Ciudadanos y PP; en el bloque independentista: ERC, Junts per Catalunya (PDdeCAT) y la CUP; finalmente, en tierra de nadie (ellos dicen "ni DUI ni 155"), estaría Catalunya en Comú.

Veamos algunos de los problemas que presenta el llamado bloque constitucionalista. 

El PSC, siendo como es partidario de la Constitución del 78, aunque crea necesaria y defienda una reforma en sentido federal, trata, a toda costa, de desmarcarse de los otros dos partidos de ese bloque, Ciudadanos y PP. Es obvio, y a nadie se le escapa, que los movimientos electorales del candidato socialista (inclusión de la antigua Unió en la candidatura con un lugar preferente para el exconsejero de Interior durante el 9N; vetos antes de que se conozcan los resultados y, por tanto, las posibilidades de pactos poselectorales) pretenden desmarcarse de esos partidos con la soterrada, y malévola, intención quizá de que aparezcan ante el electorado como partidos españolistas rancios, enemigos, o al menos distanciados, del catalanismo político (que no deja de ser el nacionalismo moderado y no independentista) e incapaces, por consiguiente, de pactar y de llegar a acuerdos para la creación de un gobierno que sea útil, en la situación actual, para Cataluña y para España.

Estos movimientos políticos, pues, del candidato socialista pretenden, a nuestro juicio, añadir un tercer eje en el sufragio: el del catalanismo moderado, no independentista, pero nacionalista a fin de cuentas, dándole, desde la buena fe, a esa opción, la que ha gobernado Cataluña desde 1980, la que nos ha llevado a donde nos ha llevado tras de sus sucesivas metamorfosis, una pátina progresista solo por el hecho de ser ahora los socialistas el "pal de paller", olvidando que ya lo fueron en dos ocasiones y no hace mucho tiempo. Esa posición, no explicitada, y algo ingenua quizá, desentierra el eterno conflicto del PSC entre sus llamadas dos almas, la nacionalista (moderada y no independentista) y la socialdemócrata (o socialista). 

Enseguida, tras ese giro estratégico, surgen algunas preguntas: ¿Con quién va a pactar el PSC para conseguir que su candidato sea presidente si los partidos del bloque independentista no querrán pactar con él porque lo consideran cómplice de la aplicación del 155? ¿Acaso el PSC ignora que Catalunya en Comú propone la celebración de un referéndum de autodeterminación pactado? ¿Va a buscar el candidato socialista el apoyo de Ciudadanos si de entrada establece un veto previo, una suerte de reedición del Pacto del Tinell, diciendo que no hará presidenta a su candidata aunque sea la lista más votada del llamado bloque constitucionalista y den los números para ello? ¿Acaso ese giro hacia el catalanismo quiere indicar, como decía Bassets ayer en un artículo publicado en el diario El País, que Cataluña solo puede ser gobernada desde el catalanismo, o sea, añadimos, desde el nacionalismo, sea este en versión moderada y pactista o rupturista e independentista?

Una de las virtudes que más agradecen los electores en un partido político que quiere gobernar y ganar unas elecciones es la honestidad y la claridad en sus ofertas y en sus posicionamientos políticos y parece, al menos para quien esto escribe, que eso no acaba de darse en el PSC, como ya ha ocurrido otras veces, ni siquiera en estas circunstancias excepcionales por las que atraviesan España y Cataluña. Recuerde el señor candidato socialista, que dice morirse de ganas de ser President de la Generalitat, que para gobernar conviene ganar las elecciones en las urnas, aunque solo sea por decoro e higiene democrática. No está de más recordarlo hoy, trigésimo noveno aniversario de la Constitución Española de 1978.

Nota. La fotografía está tomada en un pueblo de la comarca del Alt Empordà.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Fernando de Rojas: diatriba contra el amor

 

De diatriba contra el amor podrían calificarse las palabras con que Pleberio se refiere a la tragedia de la muerte de su hija en el planto que cierra la extraordinaria obra de Rojas. Estas son algunas de ellas:

¡Oh amor, amor, que no pensé que tenías fuerça ni poder de matar a tus subjectos! (...) ¿Quién te dio tanto poder? ¿Quién te puso nombre que no te conviene? Si amor fuesses, amarías a tus sirvientes; si los amasses, no les darías pena; si alegres viviessen, no se matarían como agora mi amada hija. (...) Bienaventurados los que no conociste o de los que no te curaste. Dios te llamaron otros, no sé con qué error de su sentido traídos. Enemigo de toda razón, a los que menos te sirven das mayores dones, hasta tenerlos metidos en tu congoxosa dança. (...) Ciego te pintan, pobre y moço. Pónente un arco en la mano con que tires a tiento. Tu fuego es ardiente rayo que jamás haze señal do llega. La leña que gasta tu llama son almas y vidas de humanas criaturas.

Laméntase Pleberio de que la falsa alcahueta Celestina muriese a manos de los criados de Calisto, Pármeno y Sempronio, que a su vez fueron degollados; Calisto murió despeñado y Melibea  "quiso tomar la misma muerte por seguirle". Eso es lo que provocan los excesos de amor. "Dulce nombre te dieron, se queja Pleberio, amargos hechos hazes." 

Nota. La foto la tomé, en los últimos días del año 2013, en la Plaza Mayor de Cáceres.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Los que no tienen nada que perder: Daniel Viglietti


Lo vi actuar en el teatro Romea de Barcelona hace un montón de años, a finales de los setenta. Me impresionó su voz grave y cálida con acentos íntimos y desgarro ético en los temas políticos. El absoluto dominio de su guitarra, en la que arpegiaba con una limpieza y una calidad excepcionales, serán siempre difíciles de olvidar; sus "Seis Impresiones para canto y guitarra" son una buena muestra de cuanto digo.
 
Eran aquellos años de compromiso político, recién salidos como estábamos de la larga dictadura, y canciones suyas como "A desalambrar" se convirtieron en himnos. Discos como "Uruguay. Canciones para mi América", con temas donde decía, por ejemplo, "Yo quiero romper la vida / como cambiarla quisiera", en su "Milonga de andar lejos", demostraban que el compromiso podía armonizar la hondura lírica con una intensa capacidad melódica y una innegable calidad musical. 
 
Con todo, a mí me impactó, tras escucharlo muchas veces,  un disco suyo que grabó con la Nueva Trova Cubana, "Trópicos". Cantaba en él Viglietti un tema de Silvio Rodríguez titulado "Existen", que  escuchado ahora, que acaba de fallecer el cantante uruguayo,  me llena de melancolía; en él se dice: "Menos mal que existen los que no tienen nada que perder (...) los que se mueren sin decir de qué muerte, sabiendo que en la gloria también se está muerto (...) los que no dejan de buscarse a sí, ni siquiera en la muerte, de buscarse a sí." 
 
Descanse en paz este gran artista, este hombre comprometido, este poeta que soñó siempre con el hombre nuevo y supo expresar ese sueño en canciones solidarias e inolvidables. Me uno al dolor de su familia y sus amigos. Descanse en paz. "Se precisan niños para amanecer", decía en un tema suyo llamada "Gurisito"; pues bien, empieza ahora el amanecer de la posteridad jubilosa de Viglietti. 
 

lunes, 30 de octubre de 2017

21-D: una luz al final del túnel, una esperanza / y 3


Quizá estén en lo cierto quienes dicen que los problemas de la democracia se arreglan con más democracia. Por eso me parece un acierto la convocatoria de elecciones autonómicas el jueves 21 de diciembre. Por fin se ve una luz al final del túnel de esa conjura desquiciada que unos cuantos diseñaron y orquestaron, desde la deslealtad más enconada, a base de mentiras repetidas mil veces, de tergiversaciones interesadas, de menosprecios insultantes hacia España y hacia los catalanes que se sienten tanto catalanes como españoles, de promesas falsas de imposible cumplimiento, de una retahíla, en fin, que no se olvidará fácilmente. Ha sido triste y duro, se ha hecho mucho daño a Cataluña y a España, pero el tiempo, como siempre, acabará por poner a cada cual en su sitio.

Ahora, con urnas legales y garantías democráticas, todos los ciudadanos podremos hablar a través de nuestro voto y seremos contados de uno en uno. Por mi parte, me limito a señalar que sabré a quién votar. Mientras tanto, no me queda sino reiterar lo dicho en la anterior entrada: ¡Viva la Constitución de 1978!

jueves, 26 de octubre de 2017

¡Viva la Constitución de 1978! / 2

Resultado de imagen de constitucion de 1978


En víspera de no sé bien qué y en previsión, ojalá me equivoque, de que algunos lleven el despropósito hasta el final, como ciudadano solo me queda la modesta, firme y humilde defensa de la Constitución de 1978; para ello, y para quien lo quiera leer, enlazo la entrada que escribí en diciembre de 2012, cuando tras un inesperado giro político del expresidente Mas, se inició lo que ahora ha llegado a un punto de no retorno. LEER AQUÍ


Nota. Esta entrada está redactada a primera hora de la mañana, cuando aún ni el Parlament ni el Senado se han reunido.

martes, 3 de octubre de 2017

Así, tampoco / 1


De la misma manera que tras el 9-N dije: ASÍ, NO; ahora, tras el 1-O, digo que así, tampoco. Después de la lamentable aprobación de las llamadas "Ley del referéndum" y "Ley de transitoriedad", suspendidas ambas por el Tribunal Constitucional, este mal llamado "referéndum de autodeterminación" sobre no tener cabida en nuestro ordenamiento jurídico, vulnera gravísimamente el Estatuto de Autonomía y la Constitución de 1978, al tiempo que no ofrece la más mínima de las garantías democráticas. Es obvio que este no es el camino.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Soneto para un adiós


SONETO PARA UN ADIÓS

Para D.Z., que nos dejó un lunes de agosto, in memoriam

Nunca sabremos lo que fuiste a buscar
aquella madrugada de verano
sobre el sordo rumor de un mar lejano
ni qué oscuras sombras cegaron tu azar

volviéndolo triste de luto y pesar
de palabras pronunciadas en vano
de un dolor antiguo y siempre cercano
de un sueño que no volverás a soñar.

Si es verdad que tras esta hay otra vida
en la que es eterna la luz del cielo
y tiene el laberinto una salida,

deja que en tu nombre al Señor le pida
humildemente para ti el consuelo
de saberte memoria estremecida.

domingo, 13 de agosto de 2017

Contigo al fin del mundo, el viaje iniciático de Emma y Kim



La clave de la forma de narrar este viaje iniciático que supone, para sus protagonistas, Emma y Kim, Contigo al fin de mundo hay que buscarla, a mi modo de ver, en la novela de Julio Cortázar Rayuela. En el viaje de Emma, joven neoyorkina que decide visitar París tras un compromiso matrimonial bastante convencional, punto de partida de su periplo europeo, el narrador omnisciente, que narra desde la segunda persona, dice: "¿Encontrarás al Mago?" (p.71). La frase remite inmediatamente al inicio de la genial novela de Cortázar. Es innecesario recordar que la estructura narrativa de la novela del escritor argentino, maestro del cuento, posibilitaba al lector dos lecturas: una, la tradicional, es decir, desde el inicio hasta el final y otra que consistía en seguir una tabla en la que se indicaban los saltos de capítulo; para facilitar esta segunda opción, al final de cada capítulo se incluía el número del nuevo al que el lector debía dirigirse.

En esta novela de Mauro Cavaller, cuyo apellido se oculta en la portada, así como su biografía, que se limita a un "A Mauro le gusta y no le gusta", se alude a las novelas, se dice que muy populares en los ochenta y en los noventa, "elige tu propia aventura", en la que el lector podía optar entre varios finales y entre varias rutas narrativas para llegar a ellos. Confieso mi ignorancia en cuanto a ese tipo de novelas y es posible su influencia en el texto que comento, pero creo que el juego narrativo que Mauro propone tiene más que ver, salvando las distancias, con Rayuela que con ese tipo de literatura popular. 

Aquí hay dos viajes, o dos peripecias, que se cuentan: la de Emma y la de Kim. El lector tiene, por tanto, dos vías de entrada a la historia: una, la del viaje de Emma, que empieza en el capítulo uno, página once, y otra, la del viaje de Kim, que empieza en la página dieciséis, en el capítulo dos. Pero, a partir de ahí los caminos se bifurcan y el lector debe optar por seguir primero las peripecias de uno u otro personaje. Para no perderse, al final hay una tabla con los capítulos del viaje de cada cual y las ciudades por las que se pasa. Es ingenioso, pero pondré un pequeño pero. Hay un momento en que al final de determinados capítulos se te da una doble opción ir a una página o a otra; según la que elijas tendrás una solución narrativa u otra. Algunas conducen a un "final", a veces brusco y precipitado. Entonces, has de volver atrás, al capítulo de la bifurcación y tomar el otro ramal. Esto, a mi juicio, no está bien solucionado, porque hubiera costado muy poco decir, tras la palabra "fin", si no te gustado este final, vuelve a la página x, es decir a la de la bifurcación. Facilitaría la lectura y el lector, al menos quien esto escribe, lo hubiera agradecido.

En algunos comentarios de la red he leído que se califica esta novela como "novela para jóvenes"; bien, no estoy muy seguro del acierto de esa expresión; yo hace muchos años que dejé de ser joven y he leído esta novela con mucho interés y me ha parecido que cualquier adulto la puede disfrutar. Es obvio, no obstante, que esta es una novela de acceso a la experiencia, de crecimiento; en definitiva, estamos ante un bildungsroman en el sentido clásico del término. El viaje de Emma y Kim es un viaje de reafirmación de la personalidad, de búsqueda de las propias señas de identidad.

El viaje, y las ciudades por las que transcurre, son aquí muy importantes. Esta es una novela muy europeísta y está bien que sea así. El arte, y especialmente el arte grafitero, pero también la música y el cine, el ambiente de los bares y las calles, las formas alternativas de viajar y de vivir tienen su importancia tanto en el viaje de Emma como en el de Kim, aunque algo más en el de este último. La huida de los convencionalismos y la búsqueda de la autenticidad parecen guiar los pasos de los jóvenes protagonistas; en ese sentido, el amor, o la intuición del amor, será un motivo de presencia constante en esta novela de protagonistas jóvenes. Una escritura de frase corta, muy efectiva narrativamente hablando, no exenta de aforismos reflexivos de corte existencial y de momento líricos, junto a capítulos breves y a veces hiperbreves, contribuye al acierto y a la agilidad en la lectura del libro.

Recomiendo, pues, al lector, esta novela fresca y vitalista, llena de sensibilidad y sabiduría, divertida a veces y otras no tanto, pero siempre interesante. 

jueves, 10 de agosto de 2017

Tanka de la estrella de mar


TANKA DE LA ESTRELLA DE MAR

Naufraga tu luz
en el cielo del agua
estrella de mar
solitaria en tu lecho
de salobre y espuma.

Nota. La foto, sin retoques, es tuya, de tus días de mar.